Eric Clapton… un Dios blanco para El Blues más negro

John Mayer… el príncipe del Blues?